Los niños menores de dos años no pagan.